El PhotoBunker sigue creciendo. Comienza la edición

Cuando el pasado 15 de marzo proponíamos la participación en este proyecto no podíamos imaginar que encontraríamos una respuesta tan formidable. Lo que comenzó como un juego, una llamada a la reflexión de un tiempo nuevo que nos tocaba afrontar se ha convertido en un motor creativo que dejara una huella visual de un presente imprevisto.

Ya ha transcurrido una cuarentena desde que anunciamos la convocatoria y el número de fotografías subidas a Instagram con el hastag #elphotobunker roza las 3.000. Son imágenes que responden a lo que nos habíamos propuesto: Reunir una colección de miradas desde lo intimo, sin más horizontes que nuestros balcones o ventanas y donde hemos dibujado instantes que nos conmoverán en el futuro porque la fotografía es la herramienta perfecta para administrar el tiempo, o como decía Robert Doisneau: Un retrovisor que nos permite mirar hacia atrás.

La tecnología ese nuevo gran aliado en momentos de confinamiento

Hacer fotografías ya no es una limitación para nadie es una herramienta que al día de hoy todos llevamos en nuestro bolsillo en forma de teléfono y que nos proporciona esa inmediatez y sencillez que requiere la instantánea. Eso y plataformas como Instagram han sido fundamentales en ofrecernos un espacio democrático y plural en el que todos podemos escribir con imágenes este momento único en nuestras vidas.

La imagen democrática

De todo lo aportado surgirá un documento impreso en forma de fotolibro que recogerá en sus páginas una selección de imágenes y textos que aborden con criterio este episodio de nuestras vidas en el que prevalecerán las vivencias, el análisis social y el aporte creativo o estético de lo cotidiano. Con todo ello rescatamos y ponemos en valor un documento para la historia desde la pluralidad de sus protagonistas, que de otro modo quedaría difuminado y perdido en las redes.

Testigos de una nueva realidad con una cámara en la mano

Este tiempo nos está dando cosas increíbles, hemos cambiado hábitos, hemos retomado tareas para las que nunca encontrábamos el momento, somos testigos de una nueva realidad en casa, en el trabajo, en la calle y hemos puesto en valor muchas cosas sencillas que son maravillosas. Todo eso en imágenes es El Photobunker.

Aun no tenemos definido el formato de la publicación. Eso dependerá de factores que iremos resolviendo sobre la marcha y ya hemos comenzado las tareas de edición. Mantenemos la idea original de una publicación impresa en A4 de unas sesenta páginas con los mejores trabajos  y una pegada mural donde todos los “photobunkeros” estaréis representados.

 

 

Comenzamos la edición

Es estos momentos tenemos por delante una enorme tarea organizativa, nada a lo que no estemos acostumbrados, UFCA ha modelado su historia superando retos y la experiencia nos dice que tenemos que ir adelantando la faena para que cuando esto termine y podamos recuperar la normalidad “El Photobunker” forme parte de nuestra historia.

 


 

 

La imagen de cabecera es de © Begoña Sampalo y las del mosaico son © de Angel Ordoñez, Paco Tamayo, Ivan SanJuan, Maria Antelo, Manuel Sonseca, Paola Bejarano, Antonia Moreno, Vanessa Rivera, Lola Rios y Eduardo Vargas.

Print Friendly, PDF & Email