Tras el misterio de la portada del Aperture #121

Hace unos días, durante las tareas de re-inventariado de la biblioteca apareció un lote de revistas APERTURE que en su día donó Enrique Palomo, y nos resultó curioso que a una de ellas la nº 121 le faltara la imagen de portada que había sido recortada quedando solo la cabecera con el nombre de la revista.

Al tratar de saber como era esa portada, para ilustrar la miniatura de la ficha de la biblioteca, averiguamos que se trataba de una imagen de Sally Mann cuyo título es “Virginia at four”, pero, de nuevo y como para añadir más suspense, cuando iniciamos la búsqueda en Google la imagen resultante casi siempre aparecía cortada, fragmentada o tapada en parte para ocultar el cuerpo de Virginia. Justo lo que necesitábamos para querer saber más.

Prestos a la tarea aparecen las primeras pistas y es que esa portada dio lugar a una gran polémica en Estados Unidos en la que se acusaba a Sally Mann de haber realizado fotografías inapropiadas de sus hijos desnudos.

 

El número 121 de la revista titulado “El cuerpo en cuestión”, publicado en 1990, explora la representación sexual y la censura en un momento en que había un gran debate en las posiciones conservadoras del país, sobre el sexo y las artes. Los artistas participantes eran Sally Mann, Robert Mapplethorpe, David Wojnarowicz, Joel Peter Witkin o Donna Ferrato, entre otros.

 

“Inmediate Family” fue su tercer libro, un trabajo de exquisita belleza y todo un referente en la historia de la fotografía, que en solo tres meses agotó su primera impresión de 10.000 ejemplares que cosechó un aluvión de admiradores, pero la mirada maliciosa de una lectora que envió una nota de desaprobación a un periódico y la pluma interesada en la polémica, de un periodista que puso el pie en el acelerador de la controversia con titulares como “Las fotografías parecen acelerar la madurez de los niños, más que preservar su inocencia” consiguieron una lamentable tormenta mediática con ejemplos malintencionados como el de la imagen censurada con bandas negras sobre la niña, una manipulación escandalosa y tendenciosa que además vino a coincidir con la surgida por aquellas mismas fechas en torno al trabajo de Robert Mappelthorpe.

Artículo del Wall Street Journal (1991) junto a la escueta nota, origen de la polémica, de un lectora al director del diario.

 

Os dejamos aquí un enlace con el magnífico artículo que la propia Sally Mann escribió en el New York Times acerca de lo sucedido y que bien merece la pena que le dediquéis unos minutos.

Nosotros no hemos podido saber con certeza la causa del recorte de la portada. Quien nos lo donó nos informa que así llegó a el y mucho nos tememos que sea la prueba evidente de alguna censura previa. Eso sí, en UFCA nos hemos tomado la licencia de reconstruirla, pero respetando la escena del delito.

 

Print Friendly, PDF & Email