«Obras Maestras» ya está entre nosotros

Nuevo encuentro con la fotografía y los libros de la mano de Antonio Pérez Rio en la Escuela UFCA.

El pasado jueves, 21 de febrero, Antonio llegó de Madrid hacia las tres de la tarde a un Sur por descubrir comentándome que le encanta el mar. El encuentro, como no podía ser de otra manera, lo establecimos en el Hotel Reina Cristina. Dicen que la primera imagen importa y nosotros ese detalle lo tenemos muy en cuenta. No nos conocíamos personalmente y lo primero que me preguntó fue: Cuéntame que es UFCA, que no lo pillo. Aunque es una pregunta de manual, no crean ustedes que eso es fácil de explicar, pero lo hice una vez más en el tiempo que da un café y confío que algo entendió. De camino a la Escuela hicimos una parada para que viera el mar y la magnitud del Puerto por el que se mostró interesado y lo hicimos antes de que oscureciera ya que no tendríamos esa oportunidad el viernes pues debía viajar a Sevilla a primera hora.

Recién llegados a la Escuela me sorprendió como lo preparó todo sin mediar palabra e incluso resolvió con soltura un problema de software que no habíamos previsto. Antonio es una persona cercana y nada más comenzar la presentación ya se intuía que el encuentro iba a fluir de maravilla, y así fue. El aula llena por completo con muchos alumnos, también de la Escuela de Artes y sobre todo público interesado en este tipo de actos que además participó activamente con preguntas más que interesantes.

El libro, protagonista de esta historia, es una joyita en las manos del lector. Un proyecto  increible que nos lleva a una seria reflexión de como interactuamos con el mundo en la era de los smartphones. Un trabajo fotográfico increible y a la vez complejo, donde Antonio ha pasado meses y quinientos kilometros de paseos tras la nuca de miles de visitantes que, como una marea, recorren las salas del museo del Louvre con un móvil en mano.

Se trata de una exquisita y cuidada edición, llena de detalles, partiendo de la idea de representar una antigua guía del museo en la que todo es perfecto, desde el tamaño a la textura de los papeles, las tipografías, el diseño de underbau, la preimpresión de Eduardo Nave y las máquinas de Palermo. Nosotros ya lo tenemos en la biblioteca con el número #1383.

Antonio «amenaza con volver» y nosotros estaremos encantados de volverle a recibir con algo más tiempo y algo menos de Levante para descubirle este sorprendente territorio y compartir un poco más de UFCA.