Los sueños hay que contarlos, para que se cumplan

Encuentro con el nuevo Diputado Provincial de Cultura, Antonio González Mellado

Hace un par de semanas, tras una conversación telefónica en la que el amigo interlocutor me preguntaba por los apoyos institucionales que recibía UFCA, se nos ocurrió llamar de nuevo a la puerta de Diputación aprovechando que a finales del pasado junio quedó constituida la nueva corporación provincial.

De nuestra experiencia acumulamos cierta sensación de desánimo en la relación con las instituciones públicas. A decir verdad siempre nos han tratado con enorme respeto y en alguna ocasión se han materializado magníficos proyectos  (Bolsa de compra, Mira Algeciras, Estrecho 35:14, Muaré…)  pero en más de cuarenta años, nada ha logrado continuidad, excepto las tres ediciones del Mira Algeciras. Los cambios de etiquetas políticas siempre han tumbado lo que se hacía con el equipo anterior. Pero somos perseverantes hasta el punto de “cansinos” y  no perdemos la fe de que algún día encontremos un hueco en los presupuestos “públicos” para desarrollar ideas para la cultura, que es lo que sabemos hacer.

Decididos a perseverar, enviamos una solicitud para concertar una reunión con el nuevo Diputado de Cultura, y en solo dos días ya teníamos cita. Como no esperábamos tanta rapidez hubo que acelerar la preparación de documentación, por ir preparados, y allí estábamos, a la hora acordada de un lunes atípico en mitad del verano.

Un cafetito en la plaza de San Antonio, a las puertas de la sede donde está el despacho del Diputado, nos permitió ordenar las ideas y en unos minutos nuestra embajada compuesta por José Mª Bejarano, Tiago y un servidor era recibida por Antonio González Mellado, el Diputado.

 

A la búsqueda de apoyo y visibilidad para nuestras aportaciones a la cultura de la provincia

 

De la primera impresión nos sorprendió su juventud, pero conforme fuimos avanzando nos llamó poderosamente la atención que nos prestó, su interés por como funcionábamos,  por nuestra forma de gestionar un proyecto cultural profesionalizado y especializado en arte contemporáneo prácticamente en solitario, por más de cuarenta años, y lo mejor de todo fue tener a alguien de su posición convencido de que su responsabilidad pasa por escuchar e involucrar a los agentes culturales independientes, en la vertebración de la cultura en la provincia. Recuerdo una frase en la que casi al final de la reunión me quedó grabada “No creáis nada de lo que os pueda prometer… Acabo de llegar, pero si algo puedo hacer lo demostraré con hechos”. A nosotros eso ya nos vale.

En casi noventa minutos de reunión tuvimos la oportunidad de disfrutar de una provechosa conversación en la que le insistimos que nuestra visita tenía por objeto ofrecer e integrar nuestra experiencia y programas  al tejido cultural de la provincia, y que si no se conseguía sacar adelante proyectos conjuntos nos sentiríamos reconfortados con algo más de visibilidad y apoyo a nuestro trabajo, como cuando la Colección UFCA se mostró en su esplendor en el Palacio Provincial. Sin duda todo un acierto del equipo técnico de Diputación, por aquellas fechas siendo diputada Pilar Pintor.

No puedo dejar de recordar sus constantes anotaciones sobre un folio en el que subrayaba todo aquello que le llamaba la atención y su interés por los dosieres que le entregamos. ¿puedo quedarme con ellos? preguntó.

Hasta aquí el relato de lo acontecido. Nos prometió venir a visitarnos en cuanto comencemos la temporada para volvernos a encontrar. En nuestra mente rondan pensamientos positivos, esos en los que se sustentan los sueños.

 

Fotografías © Tiago da Cruz y Rosario Rosety