14 de diciembre: Una noche mágica de fotografía

A las 8 en punto, todavía andaba Miguel Sasiain retocando meticulosamente sus piezas como lo haría un actor justo antes de salir a escena. La galería lucia poderosa con “Deixis” ese traje a medida que el ha sabido diseñar a la perfección como una extensión perfecta de su obra, todo un regalo para los sentidos.

Poco a poco comenzaban  a llegar los invitados que quedaban impactados nada más entrar. Saludos, reencuentros, emociones a flor de piel de actores y espectadores. Para los alumnos era su clase final y el comienzo de una renovada y emotiva etapa. Para nosotros una nueva puesta en escena con la que poner en valor la fotografía de autor en una jornada muy especial en la que el trabajo de Miguel se convirtió en  el telón de fondo perfecto para arropar las presentaciones previstas.

 

Con  una sala repleta de público se dio comienzo a la parte formal del acto dedicada a las publicaciones. La presentación del  foto-libro “Hexapoda” corrió a cargo de Patri Diez, ¿quien mejor para poner emoción a la noche?. Carmen Rivero, coeditora, nos hablo de “El Trapiche” una iniciativa independiente, impulsada por los fotógrafos Carmen Rivero y Leo Simoes, que desde Granada se dedican a promover y divulgar la creación fotográfica.

Tiago da Cruz autor de la idea y director del fanzine FOTOFOBIA fue el encargado de presentar esta nueva publicación periódica promovida por UFCA que aglutina a una serie de autores que tienen en común moverse en una línea de poesía visual oscura y donde su obra está ligada a experiencias personales y visuales vividas por encima de documentar la vida o la realidad de forma objetiva y retórica y en la que ha colaborado de forma muy especial Henry Reinke.

Como colofón de las presentaciones,  Alberto Galán anunció la presencia entre los asistentes de los alumnos del Curso General de Fotografía que habían completado su ciclo el día anterior y para los que dedicó unas palabras de agradecimiento por  la experiencia compartida durante 9 semanas que ha cambiado su visión de la fotografía. La entrega de diplomas de la mano de sus monitores fue un momento sumamente emotivo que dio paso a la tradicional copa de vino donde entre el trajinar de las bandejas  y los corrillos quedaba un espacio para la firma y venta de libros y fanzines que tuvo un enorme éxito. Fue sin duda una noche mágica de fotografía y amigos.

 

La exposición de Miguel Sasiain podrá visitarse hasta el 31 de enero.

 

Fotografías: ©Serafin Sanchez y ©Fernando Val